domingo, 15 de diciembre de 2013

TERRIBLE COMIENZO

Maria de los Angeles Martinez

Yo elegí el Infierno,
me acuso,
lo confieso.

Con esa rebeldía antipática
de intocable,

con seguridad soberbia
de diosa, nunca, nunca
de mártir.

Y me asustó,
el horrible chasquido
de mis sueños,
de mis alas;
el ardor que dejaron

sus marcas
en el rostro,
en la espalda.

Sabía,
sabía no tan bien
que mi llanto avivaba las llamas

y lloré
amargamente
envuelta en los silencios
que se volvieron mis palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario