martes, 24 de julio de 2012

-2091060-


Sonidos roñosos se pasean los alrededores,
sonrisas sutiles elevadas al viento
buscando un fin,
algún propósito, algo…
alguien
real.

Corazones unidos debajo de la ropa,
unidos sobre la mente,
 rojos y azules unidos.

Unos muertos, alucinando,
otros rojos escarlata, alunizando
de alegría o pena paradójica, agonizando.

Presentes,
olvidos,
pasados y futuros,
condenados a un espiral blanquecino
que los encierra,
los hunde…
los fumiga.                               Foto: www.martingallego.blogspot.com